A VECES EL SILENCIO ES NUESTRO GRITO MAS FUERTE

«El silencio habla cuando las palabras no pueden» y así ha ocurrido hoy. Momentos de emoción al recordar a nuestro amigo Joseba Kerejeta, ante su mujer e hijas. Palabras de  reconocimiento y recuerdo acompañadas de «momentos de silencio que gritaban sin hacer ruido». Magnifica organización de nuestros compañeros Txema y Kotxi en el txoko de Izurza. Poco más que escribir salvo que nos han acompañado numerosas parejas de Cofrades, varios de ellos desplazados desde Extremadura y Madrid para estar juntos una vez más. Así como la participación de nuestro «maestro» de Jesuitas, Isidoro Sanchez, quien puso su granito de arena en nuestra educación.